CANDLELIGHT MEMORIAL 2022

 

CANDLELIGHT MEMORIAL, un momento para recordar a las personas que han perdido su vida a causa del VIH

Mayo, 2022. Conocido también Vigilia Internacional del SIDA o Memorial de la Luz, es un momento dedicado a la remembranza y la celebración. Personas de todo el mundo se reúnen para honrar y celebrar la vida de aquellos que se han visto afectados de alguna manera por la epidemia mundial del VIH y para honrar a quienes dedicaron sus vidas a ayudar a las personas que viven con el VIH.

En 1983, en una época de confusión e ideas erróneas sobre una misteriosa enfermedad, cuatro jóvenes activistas de San Francisco se movilizaron por primera vez con el mensaje “luchando por nuestras vidas”. Hoy revivimos ese mensaje para continuar la lucha por aquellos que se han visto afectados por la epidemia mundial del VIH. Desde sus comienzos, cerca de 80 millones de personas han contraído la infección del VIH y alrededor de 39 millones han muerto a causa de enfermedades relacionadas con el sida. La Junta Coordinadora del Programa de ONUSIDA se reunió en diciembre del 2013 para respaldar los esfuerzos de organizaciones en todo el mundo y establecer objetivos nuevos en materia de tratamiento del VIH y con ellos alcanzar la meta de que el año 2030 será el fin de la pandemia del VIH, pero para lograrlo sería imposible sin proporcionar el tratamiento del VIH a todos aquellos que lo necesiten.

Para junio del año 2020 se reportaron 1,5 millones de nuevas infecciones de VIH, las cifras de ONUSIDA indican que a pesar de que las infecciones aumentaron, 680.000 personas murieron de enfermedades relacionadas con el sida, esto es un 47% menos de mortalidad en comparación al 2004.  Esta baja ha sido resultado del trabajo de organismos internacionales, regionales y nacionales, pues todas las acciones han sumado para que en el 2020 se reportara que el 73% de todas las personas que vivían con el VIH tuvieron acceso al tratamiento, esto es 28,2 millones de personas en terapia.

Cuando vemos que son casi 38 millones las personas que viven hoy con VIH nos damos cuenta de que aún existe una gran brecha para. Existen determinantes sociales de la salud (DSS) que varían según las condiciones de cada población, son esas diferencias consideradas como desigualdades en materia de la salud las que la Organización Mundial de la Salud -OMS- define como “circunstancias en que las personas nacen, crecen, trabajan, viven y envejecen, incluido todo lo que influye en las condiciones de la vida cotidiana”.

Con el brote del COVID-19 y la pronta respuesta de vacunas para esta pandemia, surgió también la pregunta: ¿Cómo es posible que la vacuna contra la COVID-19 se haya desarrollado tan rápido y la del VIH no? Para dar respuesta, ONUSIDA realizó una entrevista a Peter Godfrey-Fausset, asesor científico de ONUSIDA, quien indica que: Primero, el virus SARS-CoV-2 responsable de la COVID-19, tuvo un origen animal y saltó a los humanos en el año 2019. En el caso del VIH, ese salto se produjo hace un siglo, en torno a los años veinte, y se convirtió en un problema en la década de los ochenta. En 2020, COVID-19 infectó a casi 100 millones de personas en todo el planeta. Solo en ese año, acabó con la vida de 2 millones de personas. Y segundo, la proteína de envoltura y el propio VIH están constantemente cambiando, modificando su aspecto, poniéndoselo difícil a los anticuerpos para que los protejan. Y esos son los anticuerpos que los científicos están estudiando actualmente para tratar de descubrir si son o no capaces de proteger a las personas y evitar que contraigan distintas cepas del VIH. Estos anticuerpos de los que hablamos representarían una parte muy importante del proceso para dar con una vacuna contra el VIH, indica Godfrey-Fausset.

En ITPC-LATCA luchamos por el acceso a tratamiento, por la inclusión, por políticas a favor de los derechos humanos, que existan diagnósticos tempranos al alcance de toda la población y que las unidades de salud estén abastecidas correctamente para que los usuarios tengan medicamentos sin interrupción. Es de suma importancia que mientras la vacuna sea una realidad, las personas con VIH estén adheridos a su tratamiento, si la carga viral de una persona con VIH es indetectable, es intransmisible. De esta forma, minimizar la tasa de nuevos contagios y reducir la morbilidad para acercarnos al fin de la pandemia del VIH.

Exigimos a las autoridades priorizar la salud y que el VIH sea considerado como URGENCIA porque no queremos más muertes a causa del sida. ¡Urge derribar las barreras del estigma y la discriminación!, para brindar esperanza a las nuevas generaciones. En el Candlelight Memorial 2022, recordamos y actuamos para vivir más allá del VIH.

 

Mantengamos una luz brillando en remembranza ¡Que brille fuerte por aquellos valientes que han luchado contra el VIH!

 

 

Sigue las publicaciones en nuestras Redes Sociales: Facebook, Instagram y Twitter

                   

 

 Descarga este pronunciamiento en formato PDF ¡Infórmate, comparte y lucha!